El Evangelio de Jesucristo

La fe es una firme creencia que impulsa a las personas a actuar. La fe que conduce al perdón de los pecados se centra en Jesucristo, cuya Expiación hace posible el perdón. La fe en Jesucristo es más que el tener una creencia pasiva en Él; significa creer que Él es el Hijo de Dios y que padeció por los pecados, las aflicciones y las enfermedades de usted; significa actuar de acuerdo con esa creencia. La fe en Jesucristo le lleva a amarlo, a confiar en Él y a obedecer Sus mandamientos.

La fe en Jesucristo le conduce a desear mejorar su vida. Al estudiar el Evangelio, se da cuenta de que ha pecado, o que ha actuado, en contra de la voluntad y las enseñanzas de Dios. Por medio del arrepentimiento, usted puede modificar esos pensamientos, deseos, há- bitos y actos que no estén en armonía con las enseñanzas de Dios. Él le promete que, cuando se arrepienta, sus pecados le serán perdonados.

La fe en Jesucristo y el arrepentimiento le preparan para el bautismo y para recibir el Espíritu Santo. Jesucristo enseñó que todos deben ser bautizados en agua y en Espíritu (el Espíritu Santo) para la remisión, o el perdón, de los pecados. Mediante el bautismo efectuado por alguien que posea la autoridad del sacerdocio, y al recibir el Espíritu Santo, usted volverá a nacer espiritualmente.

Se llega a ser miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días mediante la fe en Jesucristo, el arrepentimiento y las ordenanzas del bautismo y de la confirmación. Cuando sea miembro de la Iglesia, seguirá adquiriendo conocimiento, seguirá ejerciendo fe en Jesucristo, se arrepentirá y renovará los convenios bautismales al participar de la Santa Cena, y seguirá la guía del Espíritu Santo. Esos primeros principios y esas ordenanzas del Evangelio son un modelo a seguir durante toda la vida. A ese compromiso de toda la vida suele conocérsele como “perseverar hasta el fin”

El perseverar hasta el fin nos brinda dirección, paz y felicidad en esta vida. Usted sentirá el gozo que se recibe al tratar de ser más como Jesucristo al servir y ayudar a los que le rodean; entenderá mejor su relación con su Padre Celestial y sentirá el amor perfecto que Él tiene por usted; sentirá esperanza y tendrá una meta en la vida en un mundo a menudo triste y turbulento.

¿Por qué Dios no siempre detiene a la maldad?

Melissa DeMouxes miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mujer “mormona”) y reside en West Vally City, Utah. Muchas personas en el mundo cuestionan la existencia de un Dios, debido a sus experiencias con terribles hechos y eventos los...

read more

Soy Importante para el Padre Celestial

Escrito por Amanda Keating, una estudiante de la UBY, estudiando un volúmen de la escritura conocida como la Perla de Gran Precio, el cual está escrito por profetas; los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, “los mormones” lo veneran...

read more

Creo en Cristo: ¿Son Cristianos los Mormones?

por Nora Hess Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, frecuentemente apodados “mormones”, son ávidos seguidores de Cristo. Una escritura de El Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo, el cual es un registro religioso de un...

read more

¿Qué es la plenitud del Evangelio?

Los mormones (un apodo para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) a menudo usan el término “plenitud del evangelio”. Los mormones se refieren a los tiempos modernos como la dispensación de la plenitud de los tiempos, refiriéndose...

read more

¿Cuáles son las creencias mormonas acerca del Cielo?

Jesús enseñó: “En casa de mi Padre muchas moradas hay: si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros” (Juan 14:2). El Cielo, en el sentido más correcto, es el lugar donde Jesús y Dios viven, y es a donde también podemos ir si somos...

read more