diez-mandamientos-mormon-moises

 

Para los mormones, o miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la palabra de Dios ha sido de vital importancia por ser una bitácora hacia la vida eterna y el conocimiento verdadero que de ella se deriva proporciona las bases de la espiritualidad y seguridad.

 

La lectura de La Santa Biblia en la vida diaria de los Santos de los Últimos Días, como los mormones prefieren ser llamados o reconocidos, permite que estos cristianos devotos se acerquen más a las verdades, acontecimientos y recursos para conocer desde las realidades que precedieron el origen del mundo que conocemos, así como las correspondientes a la actual y la por venir en las eternidades.

 

Profundas verdades

Sermon-Monte-Jesus-Mormon

Los mormones saben que La Biblia contiene la palabra de Dios, la aman y la respetan. Los estudios eclesiásticos de los mormones incluyen el estudio de las profundas verdades que ella contiene, a pesar de los cambios y transgresiones que este documento sagrado ha sufrido desde siempre en las diversas versiones y traducciones de la misma.

 

En la actualidad existen miles de versiones de la Biblia, unas cada vez más diferentes de otras. La aparición de versiones que procuran actualizar el lenguaje, llevándolo a la “modernidad”, han penetrado el sentido original del contenido semántico, causando distorsiones e interpretaciones diferentes entre aquellos quienes la leen.

 

Es de destacar que era necesario el traducirse la Biblia ya que no todo el mundo conocía las lenguas antiguas utilizadas en sus originales. De la misma manera, es bueno reconocer que al traducirse  un documento, y en especial uno tan importante para las vidas de las personas como lo es la Biblia, se debía mantener ecuanimidad entre lo que se debía decir según lo escrito y lo que las filosofías particulares invitaban a los traductores o generadores de nuevas versiones de una misma traducción.

 

Traducciones y versiones

 

Todo esto no quiere decir que el trabajo de traducción significara solo el reemplazar palabras en su similar, requería la transmisión del concepto y cualidad más cercana al idioma original. Esto no debe implicar que se deba redactar desde lo entendido por los traductores dentro de sus filosofías, o intención de manipular teológicamente, o incluso faltos de la inspiración y la guía de Dios por medio del Espíritu Santo.

 

Hoy existen más de 3 mil versiones de la Biblia, cada una diferente de otra en palabras y frases. A su vez, ellas en si han dado paso a un número mayor de ideas religiosas e interpretaciones personales que han impulsado al mundo a una apostasía diversa e iglesias seudocristianas.

 

La verdad permanece

escrituras-mormonas

Aun así, la misma Biblia se han impuesto a estos ataques y cumpliendo con la verdad profética pura y de Dios, en el libro de Isaías capítulo 40, versículo 8, dice: “Se seca la hierba, se marchita la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre”. Dando por sentado que las verdades eternas permanecerán incluso en contra de los hombres y sus interferencias.

 

Los mormones utilizan la Biblia como una verdadera fuente de recursos para el espíritu; en inglés, la versión King James, mientras que en español la edición Reina-Valera 2009 que es una reedición de la versión 1909. Así mismo, fue por medio del profeta José Smith, que el Señor ha expandido el entendimiento a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de algunos pasajes de la Biblia.

 

Ante tales cambios reiterados de los escritos sagrados y de la transgresión de su sentido e interpretación, el Señor inspiró al profeta José Smith para restaurar verdades de la Biblia que se habían perdido o cambiado de los documentos originales. Estas correcciones son conocidas por los mormones como la Traducción de José Smith de la Biblia.

 

“El milagro de la Santa Biblia”

 

El miembro del Quórum de Los Doce Apóstoles, el élder M. Russell Ballard, durante un discurso pronunciado en abril de 2007, intitulado “El milagro de la Santa Biblia”, dijo: “La Santa Biblia lleva bien su nombre; es santa porque enseña la verdad, es santa porque nos consuela con su espíritu, es santa porque nos enseña a conocer a Dios y a comprender Sus tratos con los hombres, y es santa porque a través de sus páginas testifica del Señor Jesucristo”.

 

El élder Ballard, además de confirmar la importancia que poseen los otros libros canónicos de La Iglesia como son El Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo, Doctrinas y Convenios y La Perla de Gran Precio, “testifico solemnemente que somos creyentes fieles y verídicos en el Señor Jesucristo y en Su palabra revelada por medio de la Santa Biblia”.

 

Creemos en La Santa Biblia

jesus-fishermen-mormon

Los mormones “no sólo creemos en la Biblia, sino que nos esforzamos por vivir sus preceptos y enseñar su mensaje. El mensaje de nuestros misioneros es Cristo, Su Evangelio, Su Expiación, y las Escrituras son el texto de ese mensaje”.

 

El élder  M. Russell Ballard extendió en tal ocasión unas palabras muy sentidas al mundo entero, a cada persona: “Les extendemos nuestro amor y les invitamos a venir. Permítannos compartir todo lo que Dios ha revelado”. La Biblia es un libro de Escrituras que nos conduce a nosotros y a todo el género humano a aceptar a Jesucristo como nuestro Salvador”.

 

 

Reinaldo Mendoza Reinaldo Mendoza

 

Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como Obispo del Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela. Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela. Magister en Teaching Higher Education, egresado de la Caribbean International University.

 

Derechos de autor © 2017 Jesucristo. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.