El élder Jeffrey R. Holland, apóstol de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días (con frecuencia mal llamada la Iglesia mormona por los medios de comunicación) se dirigió a un grupo de estudiantes de la Escuela de Derecho de Harvard el martes 20 de marzo del 2012, durante la serie anual “Mormonismo 101” patrocinada por la Asociación Estudiantil de los Santos de los Últimos Días. Enel discurso delélderHolland, él se centró bastante en la restauración de la plenitud del Evangelio de Jesucristo.

“Lo que me trae a ustedes hoy no es un mensaje de la reforma, sino dela restauración”,dijo, “la restauración de la iglesia que Cristo estableció por Su mano en el meridiano de los tiempos, y que Él ha restablecido por Su mano en estetiempo”. El élderHolland también dijo: “En el mundo occidental, la religión ha sido históricamente la base de la sociedad civil como la hemos conocido, y si no me equivoco, los hombres y mujeres de la ley se han comprometido a la mejor, que es la más justa, sociedad civil posible.Asíque gracias por tomar en serio la religión”.

El élder Holland pasó varios minutos hablando de la restauración del Evangelio de Jesucristo en la tierra en nuestra época. Habló de José Smith, el hombre que organizó La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1830, recibiendo una visitación angelical en 1823, en donde fue llamado para completar un trabajo para el que había sido llamado por Diosa hacer. El élder Holland pasó a debatir sobre la primera visión de José Smith, en la que recibió la visita de Dios el Padre y de Su Hijo, Jesucristo.

Ese día está inextricablemente vinculado con este día y cualquier significado que mi visita en este campus puede tener para ustedes. No hay tiempo para caminar a través de 190 años de historia de los Santos de los Últimos Días desde esa epifanía, pero basta con decir que la declaración del joven José Smith en 1820 es nuestra declaración de hoy y siempre, que había una iglesia verdadera una vez en el meridiano de los tiempos, en la que Jesucristo fue era piedra angular y la personificación de la divinidad, con mortales llamados como profetas y apóstoles para formar una base fundacional junto con Él. Estos apóstoles, con otros maestros y sacerdotes, pastores y miembros en general constituían un edificio figurado, una iglesia, que Pablo describe como “bien coordinado. . . a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, [y] para la edificación del cuerpo de Cristo”. Ese es nuestro primer testimonio de Jesucristo como el Hijo literal de Dios, del Evangelio misericordioso y redentor que trajo del Padre a la tierra para compartir con todos los hijos de Dios, y de la iglesia que Cristo estableció para ser el vehículo para la comunicación de esas verdades y ofrecer esas ordenanzas.

Pero nuestro siguiente testimonio es que después de la ascensión de Cristo y con la muerte de aquellos primeros apóstoles la iglesia y su sucesión divinamente ordenada por la autoridad del sacerdocio se perdió, fue retirada, eliminada de la faz de la tierra.

El élder Holland habló mucho sobre el mormonismo y su teología. Habló de las diferencias entre el mormonismo y otras denominaciones cristianas, pero también recordó a otros Santos de los Últimos Días (así como los demás cristianos) de centrarse más en las similitudes de nuestras creencias.

Durante la sesión de preguntas y respuestas que siguió a la charla del élder Holland, se tocó la cuestión de la autoridad y la razón por la que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días afirma que es la única iglesia verdadera en la tierra.

http://youtu.be/9LanJj2GeOU

 

Acerca de dwhite
Doris White es nativa de Oregon y se graduó de la Universidad Brigham Young con una licenciatura en Inglés y en Edición. Le encanta hablar con otras personas sobre el Evangelio de Jesucristo.

Derechos de autor © 2018 Jesucristo. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.