Estudiantes de BYU comparten cartas y reflexiones sobre las Escrituras

Brigham Young University (BYU) es administrada  por  La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a menudo erróneamente denominada la “Iglesia Mormona“. Como parte de sus cursos de pregrado, los estudiantes de BYU toman varios semestres de clases de religión espiritualmente edificantes y estimulantes.

Aquí, en esta columna, los estudiantes matriculados en las clases de estudio de las Escrituras han compartido sus pensamientos, ideas y reflexiones sobre el Nuevo Testamento y el evangelio de Jesucristo en forma de cartas a alguien que conocen. Con la publicación de estas, cumplimos su deseo de dar testimonio a todos de la importancia, el poder y la belleza del Nuevo Testamento, y el plan de felicidad de Dios para cada uno de nosotros. Le invitamos a echar un vistazo a sus epifanías y descubrimientos a medida que profundizan en las Escrituras. Háganos saber cómo esto le puede ayudar en su propia vida. Comparta con un amigo.

Confianza

Carta al Obispo Bingham

Obispo Bingham:

Mi nombre es Trent Anderson. ¿Cómo está? En mi clase del Nuevo Testamento estamos compartiendo lo que hemos aprendido con otras personas. Su nombre vino a mí, ¡así que espero que esté bien  si comparto algo con usted!

¡La semana pasada mi clase del Nuevo Testamento fue increíble! Mi familia (con excepción de Aarón y Jill) lograron venir y estar conmigo en clase. Mi maestro es el hermano Griffin, quien es impresionante. Hoy tuve una experiencia excepcionalmente buena leyendo la asignación de pre-lectura y aprendizaje en clase. Por alguna razón, una cosa me gustó el lunes,  fue sólo una simple frase proclamada por el hermano Griffin: “Seguir adelante con fe”.

familias mormonas

En Hebreos 10:35, dice: “No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene gran recompensa”. Para mí, a veces podría recibir orientación sobre algo, o parece que he recibido una respuesta. Un poco más tarde, o tal vez unos pocos segundos más tarde, podría recibir una orientación diferente. Puedo confundirme sobre lo que debo hacer. Sin embargo, sé que he recibido la guía del Señor.

Es interesante ver cómo muchas presiones sociales nos rodean, dentro de la cultura de la Iglesia, los medios de comunicación, la popularidad, incluso dentro de nuestras propias familias. He tenido experiencias en las que algunas cosas no han tenido mucho sentido para otras personas o realmente no han seguido las tendencias actuales, pero sólo sé que eso es lo que el Señor quiere que yo haga. Él provee la dirección verdadera, eso siempre nos ayudará a seguir el camino correcto. Otra de las cosas que Santiago menciona es cómo los amigos del mundo no son amigos de Dios. Me pareció que era interesante porque sé que debo ser amigo de otras personas. Finalmente, estoy seguro que la esperanza es que todos nosotros no seamos del mundo, sino de Dios.

Gracias Obispo Bingham por su ejemplo, por ser amigo de todos, de los que pueden ser más parte del mundo que del redil de Dios, así como de los miembros.

Jesucristo en el mormonismo

 

Este artículo fue escrito por un estudiante de la BYU