Tras el anuncio histórico realizado por el presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces inadvertidamente llamada la Iglesia Mormona) en octubre de 2012 con respecto a la reducción de los requisitos de edad para los misioneros, más novedades se dieron a conocer en un programa misional mundial celebrado el 23 de junio 2013.

Los misioneros, presidentes de misión, líderes de La Iglesia de Jesucristo y los Santos de los Últimos Días de todo el mundo se reunieron a través del satélite y la Internet, en una reunión de dos horas que se dio en el Centro Marriott de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah. El Centro de Capacitación Misional de Provo se encuentra al lado del campus.

“Haced discípulos a todas las Naciones”

El-distrito-sigue-a-los-misioneros-mormones1El Presidente Thomas S. Monson, presidente de La Iglesia de Jesucristo, recordó a los miembros de la Iglesia que “no hay anuncio más relevante, ninguna responsabilidad más vinculante, ninguna instrucción más directa que la orden dada por el Señor resucitado “de “haced discípulos a todas las naciones” por medio del evangelio de Jesucristo (Mateo 28:19).

El objetivo final de la obra misional de la Iglesia es invitar a todos los habitantes de la tierra a venir a Cristo, a tener un testimonio de Él, y hacer y guardar convenios para seguirlo. En la reunión mundial, el élder Russell M. Nelson, uno de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo, dijo que Dios quiere que todos Sus hijos vuelvan a Él, dignos de Sus bendiciones.

Historia de la obra misional en la Iglesia de Jesucristo

La Iglesia de Jesucristo comenzó a enviar misioneros inmediatamente después de que la Iglesia se organizara en abril de 1830. El primer misionero fue Samuel Smith, un hermano menor de José Smith, quien fue el primer presidente de La Iglesia de Jesucristo. Viajó por el estado de Nueva York dando testimonio de la veracidad del Libro de Mormón y la venta de copias de ese libro. Desde ese comienzo temprano, el trabajo misional siempre ha sido una prioridad en la Iglesia de Jesucristo.

En la conferencia general de la Iglesia, celebrada en octubre de 2012, el Presidente Monson anunció la reducción de los requisitos de edad para los misioneros:

“Me complace anunciar que, entrando en vigor de inmediato, todos los jóvenes dignos y capaces que se hayan graduado de la escuela secundaria o su equivalente, independientemente de dónde vivan, tendrán la opción de ser recomendados para la obra misional a los 18 años en lugar de a los 19… también hemos considerado la edad a la que las mujeres jóvenes podrían servir. Hoy me complace anunciar que las jóvenes dignas y capaces que tengan el deseo de servir, pueden ser recomendadas para el servicio misional a partir de los 19 años en lugar de los 21”[1]

El presidente Monson dijo que la respuesta de estos jóvenes ha sido “notable e inspiradora”. En el momento de su anuncio, 58.500 misioneros estaban sirviendo. Élder L. Tom Perry, del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo dijo que a partir de la semana de la emisión, más de 70.000 misioneros están sirviendo. A finales de año, la Iglesia espera que ese número crezca a 85.000.

Los misioneros mormones son llamados a trabajar bajo la dirección de un presidente de misión en una zona geográfica específica del mundo. Debido al considerable aumento de los misioneros, la Iglesia ha creado 58 nuevas misiones, con lo que el número de misiones sube a 405. Élder Russell M. Nelson señaló que 173 nuevos presidentes de misión y sus esposas estuvieron presentes en la reunión.

Cambios en la obra misional

Él élder Perry señaló que los misioneros comenzarán a usar el Internet y los dispositivos digitales en sus esfuerzos, como Facebook, blogs, correo electrónico y mensajes de texto. Élder Perry dijo que muchas personas prefieren conectarse en línea y “la Iglesia debe adaptarse a un mundo cambiante”. Élder Jeffrey R. Holland, también uno de los Doce Apóstoles, dijo: “habrá mejoras continuamente sobre la forma en que realizamos la obra misional”.

El élder Perry también señaló que aquellos que están interesados ​​en la Iglesia a menudo se quejan de que “se detienen en uno de nuestros edificios sólo para encontrarlos cerrados” durante la semana. Él dijo que los misioneros estarían ahora disponibles en capillas, según sea necesario para guiarlos a través de las casas de adoración mormonas.

El presidente Monson dijo que Dios ha preparado varias maneras de que los miembros de la Iglesia de Jesucristo lleven a cabo la obra misional y que “Él nos ayudará.”

Este artículo fue escrito por

Paula Hicken

Paula Hicken fue una editora en el Instituto Neal A. Maxwell para Estudios Religiosos 2000-2013. Obtuvo su licenciatura en Inglés de la Universidad Brigham Young. Editó Insights, el boletín Maxwell Institute, y fue editora de la producción para la fe, la filosofía, la Escritura, la Ley hebrea en tiempos bíblicos (2 ª ed.), Tercer Nefi: Una Escritura Incomparable, y fue una de las editoras para el análisis de la variantes textuales del Libro de Mormón. Ella también ayudó a administrar la propiedad intelectual del Maxwell Institute y supervisó los derechos y permisos. Ella ha publicado en la revista Ensign, la Liahona, la Iglesia LDS News, y FARMS Review.