Una mujer de fe del Antiguo Testamento

mormon-bibleEn el Antiguo Testamento hay una maravillosa historia de una mujer fiel, Rebeca, la esposa de Isaac, hijo de Abraham. En Génesis 25, se relata que Rebeca era estéril. A través de ella, y la fe de Isaac, ella cual concibió dos hijos gemelos. Durante el embarazo se sentía preocupada por la lucha de los niños en su vientre:

“22 Y los hijos luchaban dentro de ella, y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová”.

Y recibió su respuesta. El Señor le dijo que sus dos hijos serían dos naciones separadas, una dominante sobre la otra.

Esta historia es uno de los primeros ejemplos del cristianismo de una fe simple, pero potente en acción. El esposo de Rebeca era el profeta de Dios, Su mensajero en la tierra. Y, sin embargo, Rebeca llevó este asunto de su vida directamente al Señor. Este relato es una manera muy hermosa para que recordemos que Dios cuida de nosotros y que, con fe, podemos obtener respuestas para nuestra propia vida.

Esta historia es también un ejemplo de un don espiritual de Dios. En este caso, el don espiritual era la revelación personal pero los dones del espíritu de lo alto vienen en muchas formas.

Formas de dones espirituales

1 Corintios 12 nos menciona algunos de estos dones espirituales:

“4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

8 Porque a la verdad, a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de conocimiento según el mismo Espíritu;

9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu;

10 a otro, el hacer milagros; y a otro, profecía; y a otro, discernimiento de espíritus; y a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas”.

Los dones espirituales son dones de nuestro Padre Celestial a través del Espíritu Santo. Estos dones son dados a los buscadores justos y están destinados para beneficio del individuo, así como la gente a su alrededor.

Escritura adicional y una lista de los dones espirituales se pueden encontrar en la revelación de tiempos modernos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, (a menudo inadvertidamente llamada la Iglesia mormona). Esta escritura se encuentra en Doctrina y Convenios Sección 46.

Los dones espirituales son para los propósitos de Dios

De estas escrituras aprendemos que los dones del espíritu son de nuestro Padre Celestial y que son para los justos y son para beneficio de los buscadores sinceros y creyentes. También explica que no todo el mundo tiene todos los dones de Dios, y que todo el mundo tiene diferentes dones.

“9  Porque de cierto os digo, que se dan para el beneficio de los que me aman y guardan todos mis mandamientos, y de los que procuran hacerlo; para que se beneficien todos los que me buscan o me piden, y que no piden señales para satisfacer sus concupiscencias.

10  Y además, de cierto os digo, quisiera que siempre recordaseis y retuvieseis en vuestras mentes cuáles son esos dones que se dan a la iglesia.

11  Porque no a todos se da cada uno de los dones; pues hay muchos dones, y a todo hombre le es dado un don por el Espíritu de Dios.

12  A algunos les es dado uno y a otros otro, para que así todos se beneficien”.

Lds.org define los dones espirituales:

Los dones espirituales son bendiciones o aptitudes que Dios da por medio del poder del Espíritu Santo. Los dones del Espíritu se dan para bendecir y favorecer a los que aman al Señor y procuran guardar Sus mandamientos.

Más dones

En 2002, el Élder Robert D. Hales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días señaló que hay más dones que sólo los que aparecen en la Biblia así como en Doctrina y Convenios 46 y el don que tiene influencia en nuestras vidas:

“Existen muchos dones. El Élder Bruce R. McConkie (1915-85) del Quórum de los Doce Apóstoles escribió, ‘Los dones espirituales son interminables en número e infinitos en variedad’ (A New Witness for the Articles of Faith [1985], 371).

De los sagrados dones del Espíritu, uno que creo ha impactado cada una de nuestras vidas es el don de profecía o revelación. Este don es diferente del oficio del sacerdocio como profeta. El don de profecía es el testimonio de Jesús”.

Dones espirituales de mi vida

He sido testigo de los dones del Espíritu en los que me rodean. Mi hermano engloba “el hablar en lenguas”, ya que sirvió en una misión en Brasil y habla un hermoso portugués. Hay cerca de 60.000 misioneros que sirven a la Iglesia de Jesucristo en casi 350 misiones en todo el mundo. Este don del espíritu es visto a través de estos Élderes y hermanas que hablan muchos idiomas en muchos países diferentes.

Mi esposo tiene un innato don espiritual para el juicio. Él es increíblemente inteligente y casi siempre evalúa con precisión las situaciones. Él es muy bueno en la investigación de antecedentes personales y al sentir sus intenciones.

Un don que me han dado es el de hacer amigos. Nunca he sido realmente “popular” y no estoy diciendo que soy super cool ni nada, pero siempre he parecido ser capaz de llegar a conocer gente con facilidad que conozco por primera vez. Gracias a la ayuda de lo alto, no es difícil para mí mantener una conversación y estar interesada ​​en las personas. He sido bendecida de apreciar las cosas en la gente y siempre parecen que tengo mucho de qué elogiar a las personas. Como dije, esto no es para mi propio crédito. Yo no sólo creo, yo sé que esto es un don del Espíritu Santo.

Sé que algunos podrían decir que todas estas cosas podrían ser un comportamiento “aprendido”, o simplemente algo para lo que alguien es “naturalmente” bueno. Pero no es así.

En mi propia experiencia, aunque a menudo necesito ser mejor con la gente, tengo que admitir que mi capacidad de ser amable y de apreciar a la gente siempre ha parecido estar allí. Pero, a medida que me hago mayor y más madura, he visto que esto no es algo que muchos logran tan fácilmente.

Sé que no es sólo a causa de algún indicio natural. Confío plenamente en que este don me fue dado por Dios a través del Espíritu Santo para enseñarme algo y para ayudarme a ser más como Cristo.

Cómo se obtienen los dones espirituales

El Élder Dallin H. Oaks enseñó cómo se obtienen los dones espirituales:

Los dones espirituales no vienen de forma visible, automática e inmediata a todos los que han recibido el don del Espíritu Santo. El profeta José Smith enseñó que la mayoría de esos dones “no son visibles a la visión natural, o al entendimiento del hombre”, y que “requiere del tiempo y las circunstancias para llamar a estos dones a funcionar. (Enseñanzas, pág 244, 246.)

Las Escrituras nos dicen que debemos desear y buscar fervorosamente los dones espirituales. (Véase D. y C. 46:8; 1 Cor. 12:31; 1 Corintios 14:01, 11.). También se nos dice que algunos recibirán un regalo y algunos recibirán otro. (Véase D. y C. 46:11; 1 Corintios 12; Moroni 10:8-18). En todos los casos, la recepción de los dones espirituales se basa en la fe, la obediencia y la rectitud personal. (Véase Bruce R. McConkie, A New Witness for the Articles of Faith, de Salt Lake City: Deseret Book Co., 1985, p 367.)

Los dones espirituales bendicen nuestras vidas

El Élder Hales dijo,

Los dones del Espíritu pueden guiar y enriquecer nuestra vida. Puede fortalecernos espiritual y temporalmente; pueden ayudarnos a bendecir la vida de otras personas. Pero por encima de todo, pueden brindarnos consuelo en momentos de prueba; pueden ayudarnos a magnificar nuestros llamamientos; pueden ayudarnos a orientarnos en nuestras relaciones; pueden ayudarnos a evitar el ser engañados.

Recursos Adicionales:

Jesucristo en el mormonismo

 

Este artículo fue escrito por:

liviw –
Livi es miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (“mormona”). Es una Especialista en Comunicaciones en una empresa de Corredores de Seguros en Boise. Idaho. Su experiencia personal incluye puestos de edición en las Naciones Unidas y AARP, Media Services, Inc. Es una ávida blogger en thebrightbit.com y sensiblystyled.com, un blog de moda con modestia. Livi Whitaker es una escritora independiente y es autora del blog positivo para las cosas bonitas, www.thebrightbit.com