mormon-Christ-JesusJusto después que Jesucristo ascendiera a los cielos luego de Su resurrección, los ángeles proclamaron a Sus discípulos que Él regresaría nuevamente un día para reinar en la tierra por 1,000 años. Desde entonces hasta este tiempo, los cristianos de todo el mundo han esperado con entusiasmo Su regreso. El período de tiempo que precede al retorno de Cristo es llamado los “últimos días”. Es el tiempo, período específicos en el que ocurrirán los prerrequisitos necesarios para la Segunda Venida.

Los Últimos Días

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (inadvertidamente a la que se refieren en ocasiones como “La Iglesia Mormona” en los medios de comunicación) enseña que ahora estamos viviendo en los últimos días. Los últimos días son los días de la dispensación del cumplimiento de los tiempos como se refiere en Efesios 1:10, cuando Dios reunirá a todas las cosas en Cristo. Por medio de José Smith, el profeta fundador del mormonismo, toda la verdad que se ha hecho saber a todos los santos profetas desde que el mundo comenzó ha sido reunida en una. Los mormones creen que estos son los días en que las señales de la Segunda Venida son mostradas, los días de la “la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempos antiguos” (Hechos 3:21). Ahora estamos viviendo en ese período de tiempo, y la gran restitución (o restauración) está en proceso.

Las Señales de los Tiempos

mormon-scripturesLas escrituras antiguas y modernas contienen muchas profecías sobre los sucesos que ocurrirán antes de la Segunda Venida del Salvador. El Antiguo y el Nuevo Testamento contienen las palabras de los profetas y también las palabras de Jesús y Sus apóstoles con respecto a los últimos días. Más señales de los tiempos se pueden encontrar en El Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo, el cual es la historia religiosa de un pueblo cristiano que habitó en las Américas durante los tiempos antiguos. Otra fuente de información es La Doctrina y Convenios, un libro de revelaciones dada a José Smith y profetas subsecuentes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Para mayor información sobre el canon de las escrituras mormonas, presione aquí.

Las siguientes señales de los tiempos son todas sacadas de las escrituras, y de las enseñanzas de profetas de los tiempos modernos. Estas son señales que ya han sido o están en proceso de ser cumplidas:

1.  Habrá falsos profetas engañando a la gente. Satanás tendrá sus seguidores. Esto está sucediendo en la actualidad.

2. Habrá supercherías sacerdotales. Esto también esta sucediendo en la actualidad.

Él manda que no haya supercherías; porque he aquí, son supercherías sacerdotales el que los hombres prediquen y se constituyan a sí mismos como una luz al mundo, con el fin de obtener lucro y alabanza del mundo; pero no buscan el bien de Sión (El Libro de Mormón, 2 Nefi 26:29).

3. La restitución de todas las cosas. Esta es la restauración de la plenitud del evangelio de Cristo. Todas las verdades enseñadas por Dios a Sus profetas desde Adán hasta el actual pueden ser encontradas en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La Iglesia de Jesucristo fue restaurada por el Señor mismo, y es la misma Iglesia qué Él estableció entre los primeros Santos en los tiempos de Su ministerio en la tierra, con profetas, apóstoles y revelación continua siendo recibida para nuestra guía. El Señor es el mismo ayer, hoy y siempre, y el sacerdocio ha sido restaurado en la tierra. El proceso de restauración de todas las cosas continúa hoy.

4. Un nuevo libro de escrituras antiguas saldrá a la luz. Como se profetiza en Ezequiel 37:16-17, El Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo ha sido traducido de grabados antiguos por el don y el poder de Dios. El Libro de Mormón es el palo, o el rollo, de Efraín, dado que la gente antigua que lo escribió eran descendientes de José. Añade su testimonio al de la Santa Biblia (El Palo de Judá). Esto cumple la profecía de que ambos serán uno en nuestras manos.

5. Un mensajero precederá a la segunda venida del Mesías. Al igual que Juan el Bautista “preparó el camino del Señor” antes del nacimiento de Cristo, otro mensajero preparará el camino antes de Su segunda venida. Este mensajero era José Smith, al igual que Juan el Bautista era el mensajero para el ministerio mortal del Señor. Juan regresó personalmente para ordenar y bautizar a José Smith y Oliverio Cowdery el 15 de Mayo de 1829. Él les confirió el Sacerdocio Aarónico, el cual es el sacerdocio para ordenanzas menores. Después, Pedro, Santiago y Juan vinieron y los ordenaron al Sacerdocio de Melquisedec, el cual es el sacerdocio mayor. Le fue otorgado a Pedro por el Señor Jesucristo mismo, de esta manera confiriendo a Pedro y luego a José Smith el poder de obrar y hablar en el nombre de Dios en la tierra.

6. Elías el profeta regresará, iniciando la reunión de los muertos. El 3 de abril de 1836, Elías el profeta preparó a José Smith y Oliverio Cowdery en el templo de Kirtland en Ohio, cumpliendo la profecía dada en Malaquías 4:5-6. Esta visita está registrada en La Doctrina y Convenios, sección 110. Elías vino para “volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres”. Él trajo y restauró las llaves del sellamiento a José Smith, los cuales hace posible que las familias sean selladas juntas por tiempo y por toda la eternidad en los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los mormones también buscan a sus ancestros para realizar ordenanzas de salvación para ellos en el templo, tales como el bautismo por los muertos. Las familias son selladas con sus ancestros fallecidos para que su relación pueda perdurar más allá del entierro. La profecía del regreso de Elías ha sido cumplida.

7. Los elementos estarán en conmoción. Es obvio por el historial de huracanes, terremotos y tsunamis durante la década pasada que esta profecía está sucediendo ahora y está en aumento. La Doctrina y Convenios 88:87-91 es una de muchas ubicaciones donde se puede encontrar profecías de hambruna, pestes, terremotos, etc. los cuales ocurrirán durante los últimos días.

8. Habrá plagas y polución. Apocalipsis 16 describe varias plagas que serán vertidas sobre la tierra antes de la segunda venida de Jesucristo. Esto actualmente está teniendo lugar.

9. Muchos no tendrán afecto natural. 2 Timoteo 3:1-4 declara que “habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a sus padres, ingratos, impíos, sin afecto natural”. Existe ahora una disminución general de la moralidad, junto con una pérdida y disminución de los estándares y los valores. Esto incluye un incremento de la blasfemia y burla de las cosas sagradas.

10. Satanás tomará por asalto a la familia. Satanás, quien es llamado el “padre de la mentira”, está atacando a la familia, dirigiéndola a la ruptura, a la elevación de los índices de divorcio, hijos naciendo de padres solteros, ausencia de los padres e hijos que son abusados o abandonados. El aborto también mata a un gran número de niños no nacidos. Esta señal de los tiempos está siendo cumplida hoy en día.

11. Hombres conspiradores en los Últimos Días. Los amos de las drogas y otros en nuestros tiempos conspiran para esclavizar a los hombres en adicciones de diferentes clases que finalmente pueden destruir tanto a los adictos como a sus familias. Hace más de 150 años, Dios advirtió a Su pueblo en una revelación al profeta José Smith evitar sustancias adictivas. Esta revelación, conocida como la Palabra de Sabiduría, se puede encontrar en La Doctrina y Convenios sección 89. También habrá agrupaciones de hombres en los últimos días, buscando poder y riqueza por medio del asesinato, extorsión, soborno, etc.

12. El amor de muchos se enfriará (Mateo 24:12). Existe ahora en el mundo un incremento de la violencia y las turbas.

13. Habrá guerras y rumores de guerra (Satanás hace estragos en los corazones de los hombres). Las guerras y rumores de guerra han sido dominantes desde el tiempo de Cristo. Las guerras masivas del siglo 20, sin embargo, presentaron una clase de guerra que lo abarcaba todo que fue sin precedentes en la historia. Como se profetiza en La Doctrina y Convenios sección 1, versículo 35, la paz sin duda ha sido tomada de la tierra.

14. Israel, incluidas las doce tribus perdidas y las casas de Judá y de José, se reunirán desde las cuatro partes de la tierra. Hay muchas profecías del Antiguo Testamento sobre la restauración de las tribus de Israel a la fe y a las tierras de origen de sus padres en los últimos días. Igualmente, los lamanitas, que son los nativos americanos descendientes de los pueblos que escribieron El Libro de Mormón, son miembros de la casa de José y serán restaurados a la fe de sus padres en los últimos días. La restauración de Israel como país, junto con la predicación continua del evangelio entre los pueblos nativos del Norte y del Sur de América, son evidencia del cumplimiento de esta profecía. Las diez tribus perdidas también están retornando al Señor conforme el evangelio de Jesucristo es predicado por todo el mundo, en toda nación y lengua.

Otras señales de los tiempos han sido profetizadas pero aún no han sucedido, aunque en algunos casos parece que la etapa está siendo establecida para su cumplimiento. Algunas de ellas son las siguientes:

1. La guerra entre Dios y Magog, incluyendo la batalla del Armagedón y la batalla por Jerusalén. Las batallas finales están descritas en todo el Libro de Apocalipsis en El Nuevo Testamento. El ejército atacante será reprimido por 42 meses por dos profetas, invocando plagas y destrucción sobre ellos. Los profetas serán asesinados, estarán tirados en las calles por tres días y luego se levantarán nuevamente.

2. El sol se convertirá en tinieblas, la luna en sangre y las estrellas caerán de los cielos. Estos eventos están profetizados en varias ubicaciones, incluyendo Hechos 2:20 y  La Doctrina y Convenios 45: 42.

3. Los Santos serán arrebatados para reunirse con el Salvador en una nube cuando Él descienda. Ver La Doctrina y Convenios sección 88:96-97.

4. Los malvados serán quemados con fuego.

5. Cristo descenderá para reinar sobre la tierra por 1,000 años.

6. Satanás será atado

Para más señales y eventos, vea Mateo 24, Doctrina y Convenios sección 8 y el Libro del Apocalipsis, por nombrar algunos.

¿Cómo prepararse para la Segunda  Venida? Permaneciendo en lugares santos

Jesus-mormon-Christ¿Cómo podemos prepararnos para tan turbulentos sucesos? Tanto el pánico como la complacencia son dominantes. Condiciones económicas adversas han provocado que muchos pierdan sus trabajos y así se dañe su habilidad de cuidar de sus familias. La aguda  violencia está provocando temor. En La Doctrina y Convenios 38:30, dice, “si estáis preparados, no temeréis”. Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han sido amonestados por los líderes de la iglesia a ser autosuficientes, incluso a almacenar comida y agua en caso de desempleo, emergencias o colapso económico. Aún más importante, sin embargo, es nuestra preparación espiritual. Jesús ha dicho que en los últimos días, Sus discípulos “estarán en lugares santos y no serán movidos” (Doctrina y Convenios 45:32). Nuestros hogares y lugares de adoración son lugares sagrados si guardamos los mandamientos para que el Espíritu del Señor pueda estar allí. Podemos evitar que la maldad y la perdición del mundo nos lastimen y a nuestras familias con las decisiones que tomamos en lo que leemos, vemos, hacemos y decimos dentro de las paredes de nuestros propios hogares. Podemos confiar en que Dios está siempre protegiéndonos, aún en la oscuridad de los tiempos:

Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, pero después nada más pueden hacer.

Mas os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que, después de haber quitado la vida, tiene poder para echar al infierno; sí, os digo: A éste temed.

¿No se venden cinco pajarillos por dos blancas? Pues ni uno de ellos está olvidado delante de Dios.

Y aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis; de más valor sois vosotros que muchos pajarillos (Lucas 12:4-7).

Las diez vírgenes en la parábola de Cristo esperaron largo tiempo para la llegada del Novio. Cuando finalmente llegó, aquellas que se habían preparado al guardar aceite adicional para sus lámparas fueron capaces de entrar a la celebración del matrimonio y regocijarse con Él. Estemos atentos a las señales de los tiempos, pero no tengamos temor. En lugar de ello, podemos permanecer firmes mientras el mundo ruge a nuestro alrededor, y regocijarnos con nuestro Señor y Salvador cuando Él venga a la tierra otra vez.

Recursos Adicionales

Preparación para la Segunda Venida

Estudio de Evangelio: La Segunda Venida de Jesucristo