El concepto de una resurrección no es algo nuevo a la religión, especialmente el cristianismo. La doctrina que rodea la resurrección, sin embargo, es vaga en el mejor de los casos. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (designada a menudo inadvertidamente como la Iglesia Mormona) en realidad tiene doctrina específica acerca de la resurrección. La resurrección realmente ocurrirá, y ocurrirá a todo el mundo.

¿Qué es exactamente la resurrección?

Cuando llegamos a la tierra, Dios le dio a nuestro espíritu un cuerpo. Lograr un cuerpo es una parte crítica del plan de nuestro Padre Celestial para nosotros. El venir a la tierra también nos hizo quedar sujetos a la muerte. Cuando morimos nuestro espíritu se separa de nuestro cuerpo, y aunque nuestros cuerpos decaen, nuestros espíritus están vivos. Jesucristo mismo, también sufrió una muerte física. Después de sufrir por nuestros pecados y dolores, fue crucificado en la cruz. Después de que Su espíritu abandonó Su cuerpo, Su cuerpo fue colocado en una tumba durante tres días. Después de esos tres días, Su cuerpo fue hecho perfecto, y Su espíritu y cuerpo se reunieron para siempre. Jesucristo estableció el modelo que seguiremos.

Resurreccion-Jesus-mormonLa resurrección es cuando nuestros espíritus y cuerpos se reunirán después de la muerte, y nunca más seremos separados de nuestro cuerpo. Nuestra resurrección comenzará nuestro estado inmortal, y esto es un regalo dado a todos los hijos de Dios que han tenido un cuerpo. Los cuerpos resucitados son perfectos. En Lucas leemos acerca del cuerpo resucitado de Cristo:  “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad y ved, porque unespíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo” (24:39).

La doctrina de la resurrección se apoya en las Escrituras. Cada uno de los cuatro evangelios testifica de la resurrección de Cristo, y en 1 Corintios aprendemos que la resurrección se llevará a cabo por todos los hijos de Dios: “Pero ahora Cristo ha resucitado de entre los muertos… Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados” (15:20-22).

Cristo fue el primero en ser resucitado, y el tiempo oficial de la resurrección ocurrirá después de la Segunda Venida del Señor. La resurrección coincidirá con nuestro juicio por Dios: “viene el día en que todos se levantarán de los muertos y comparecerán delante de Dios, y serán juzgados según sus obras” (Alma 11:41).

Todos resucitarán

Una de las cosas que me gustan de la resurrección es que se aplica a todos, independientemente de la rectitud de sus decisiones. Lo que esto significa es que todos son un hijo o una hija de Dios y que Él se preocupa profundamente por cada uno de Sus hijos , incluso cuando no toman buenas decisiones. Nuestros cuerpos son una parte tan importante de nuestro destino eterno que el Padre Celestial instituyó un plan por el cual los conservaremos siempre.

La vida que vivimos aquí en la tierra tienen relación con nuestro resultado eterno; lo único que no afectan es nuestra resurrección . Dios juzgará nuestras obras y evaluará a la persona en la que nos hemos convertido. El grado de gloria que alcancemos dependerá de la medida en que aceptamos la gracia de Jesucristo . (Ver [enlace a artículos sobre el cielo y el infierno]).

Yo creo que la resurrección es prueba de que Dios da a sus hijos todas las posibilidades de aceptar el sacrificio de Su Hijo. Él quiere que seamos felices , y Él quiere que vivamos con Él de nuevo algún día . La resurrección me enseña que Él nos ama y hará todo lo posible para darnos la oportunidad de elegir a Jesucristo .

Un conocimiento de la resurrección puede fortalecernos hoy

El saber que algún día nuestros espíritus se reunirán con nuestros cuerpos inmortales nos puede traer una gran paz y consuelo en esta vida. He conocido a mucha gente, algunos de ellos niños, que han muerto y dejado atrás familias y amigos afligidos. La resurrección significa que en primer lugar, nuestros espíritus viven más allá de esta vida, y segundo, que aun la muerte física no es para siempre. La resurrección apoya directamente la doctrina que La Iglesia de Jesucristo tiene sobre las familias eternas, que las familias están diseñados para estar juntos para siempre.

La resurrección es la prueba de que Dios nos ama. A veces es fácil sentirse perdido en este mundo e inseguros de nuestros potenciales y destinos. Debido a la resurrección podemos estar seguros de que Dios tiene un plan para nuestras almas y que Su plan se extiende hasta la eternidad. El conocimiento de la resurrección es una gran bendición y fortalecerá nuestra fe en Jesucristo, porque sin Él, nuestras almas se terminan aquí en la tierra. Debido a nuestro Salvador, nuestros espíritus y cuerpos finalmente estarán juntos para siempre, y podemos estar juntos con nuestras familias por la eternidad.

Este artículo fue escrito por

Charlotte

Me gradué de la Universidad Brigham Young, en abril del 2010 con una licenciatura en Inglés, con un énfasis en la edición. Durante mi educación me interné en el Instituto Neal A. Maxwell para Estudios Religiosos, Publicaciones de BYU, y la revista New Era. Actualmente vivo en Portland, Oregon, con mi esposo y mi hijo. Soy un ama de casa, y he sido capaz de mantener al día el escribir a través de mantener un blog personal (smallandtrivial.blogspot.com).