mormon-churchLa Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (en ocasiones erróneamente conocida como la Iglesia mormona) es el evangelio restaurado de Jesucristo, el mismo evangelio y la iglesia que Cristo estableció cuando estuvo en la tierra hace más de 2000 años. Cuando la Iglesia se estableció en 1830, había cientos de iglesias cristianas en la tierra, cada una profesando tener la verdad. José Smith, un joven que vivía en Nueva York a principios de 1800, también estaba abrumado por el número de iglesias. Decidió orar a Dios para saber cuál iglesia era la verdadera. Cuando se respondió a su oración, se le dijo que no debía”[unirse] a ninguna, porque todas estaban en error” (José Smith-Historia 1:19). ¿Cómo pueden tantas iglesias estar todas equivocadas, y todas profesar ser las correctas? La respuesta es la Gran Apostasía.

Profecías acerca de la Apostasía

La apostasía es un evento predicho por los profetas del Antiguo y Nuevo Testamento. Pablo habló de la apostasía en más de una de sus epístolas. En 2 Timoteo, Pablo dice que “vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; sino que, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros. . . y apartarán el oído de la verdad y se volverán a las fábulas” (2 Timoteo 4:3-4). Aquí, Pablo está hablando a los miembros de la iglesia acerca de lo que va a pasar con el evangelio y los miembros de la Iglesia de Jesucristo en el futuro.

Más tarde, Pablo declara que antes de la segunda venida de Jesucristo, primero “vendrá la apostasía” de las verdaderas doctrinas (2 Tesalonicenses 2:3). Este alejamiento de las doctrinas y enseñanzas de Jesucristo se conoce como la Apostasía.

¿Qué significa con exactitud “alejamiento”?

La Iglesia de Jesucristo enseña que la apostasía fue un alejamiento, lo que significa que con la muerte de todos los doce apóstoles originales de Jesús, la autoridad del sacerdocio, o el poder para actuar en nombre de Dios, fue sacado de la tierra. No había profetas o apóstoles en la tierra que tuvieran la autoridad para establecer o dirigir la verdadera Iglesia de Jesucristo. Debido a que la autoridad se había ido, las personas que se habían convertido al evangelio de Jesucristo no tenían a nadie para guiarlos. A los miembros de la Iglesia sólo les quedaba interpretar la doctrina y las escrituras por su cuenta, y esto dio lugar a muchas doctrinas e ideas cambiantes y apartadas de la verdad. Hay muchas interpretaciones de las Escrituras, lo que lleva a la aparición de numerosas iglesias, cada una afirmando tener la verdad.

El Padre Celestial ama a todos Sus hijos

A pesar de que la verdad ya no estaba en su plenitud en la tierra, cada una de estas iglesias tenía partes de la verdad. Las personas que pertenecían a estas iglesias creían sinceramente lo que les enseñaban, sinceramente oraban a Dios, y recibían respuestas a sus oraciones. El Padre Celestial no dejó de escuchar o inspirar a sus hijos cuando ocurrió la apostasía; Él continuó escuchando y respondiendo a sus oraciones. Los miembros de la Iglesia de Jesucristo (mormones) creen que las figuras religiosas históricas, entre ellos John Wycliffe, William Tyndale, Martin Luther, y otros, fueron inspirados por Dios y realizaron muchas grandes e importantes obras.

El Libro de Mormón, un libro de antiguas escrituras similar a la Biblia, describe lo que sucedió durante la Apostasía. Nefi, uno de los escritores del Libro de Mormón, explica que “muchas cosas claras y preciosas” fueron sacadas de la Biblia, a veces por hombres astutos que trataron de distorsionar la verdad. Debido a que estas partes claras y preciosas del Evangelio se perdieron, “muchísimos tropiezan” (1 Nefi 13:29). Sin embargo, Nefi sigue diciendo que estas personas que tropezaban “gracias al poder de Dios, han sido elevados” (1 Nefi 13:30).

A pesar de que la gente que vivió durante la Apostasía no tenía toda la verdad, y a veces se confundían acerca de lo que el evangelio de Jesucristo debía ser, el Padre Celestial todavía los amaba y escuchaba sus oraciones sinceras.

El final de la Apostasía

Debido a que la apostasía resultó en muchas iglesias, ninguna de las cuales eran totalmente verdaderas, Jesucristo necesitaba restaurar Su Evangelio en la tierra de nuevo. Lo hizo por medio de José Smith, el joven que estaba confundido acerca de a qué iglesia unirse. José Smith se convirtió en el primer profeta y líder de la iglesia restaurada de Jesucristo, que tiene todo el poder y la autoridad que la iglesia de Jesucristo tenía cuando estaba viva. La Apostasía terminó cuando la verdadera iglesia de Jesucristo se estableció en la tierra nuevamente, con la debida autoridad del sacerdocio y los profetas vivientes para guiar a sus miembros.

Para obtener más información sobre la restauración de la verdadera Iglesia de Jesucristo, José Smith, o el Libro de Mormón, por favor visite: Mormon.org

Este artículo fue escrito por:

Meganmegan .
Nací y crecí en Utah, mayormente en la pequeña ciudad de Hurricane. Ahora estoy estudiando Inglés en la Universidad Brigham Young-Idaho en Rexburg, Idaho, y planeo graduarme con una licenciatura en julio. Estudiar en la Universidad Brigham Young-Idaho ha sido una gran experiencia, y me ha encantado aprender acerca de la gran bibliografía, mejorar mis habilidades de escritura, y sobre todo conocer a mucha gente nueva. Me encanta la música, especialmente tocarla, y toco el órgano y el piano. También estoy muy interesada en el lenguaje de señas americano y la cultura que lo rodea. He sido miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días toda mi vida, y me encanta el patrimonio que tengo y el evangelio con el que he crecido.