La BYU (Universidad Brigham Young) es administrada por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a menudo erróneamente llamada la “Iglesia Mormona”. Los estudiantes de la BYU toman casi un semestre de clases de religión espiritualmente edificantes y estimulantes.

En esta serie (ver más abajo), los estudiantes matriculados en las clases de estudio de las Escrituras han compartido sus pensamientos, ideas y reflexiones sobre el Libro de Mormón en formas de cartas a personas que conocen. Les invitamos a echar un vistazo a sus epifanías y descubrimientos a medida que profundizan en las Escrituras.

Bible-book-MormonCon la publicación de estas cartas, cumplimos su deseo de hablar con todos nosotros sobre la importancia, el poder y la belleza del Libro de Mormón, un segundo testimonio de Jesucristo y complemento de la Biblia. El Libro de Mormón contiene la historia religiosa de un grupo de israelitas que se establecieron en la antigua América. (Los nombres que utilizan son los de los profetas que enseñaron a los pueblos del Libro de Mormón a esperar la venida de Cristo, Nefi, Lehi, Alma, Helamán, y otros nombres desconocidos. Esperamos que esos nombres se hagan más familiares para ustedes a medida que lean sus palabras inspiradoras y sientan la importancia y la divinidad de sus mensajes a través de estas reflexiones.)

Hágannos saber si les gustaría recibir su propia copia digital del Libro de Mormón, y/o si estos mensajes los alientan y ayudan espiritualmente también.

Jesucristo: Nuestros defectos

Michael R. escribe a su madre

Querida mamá:

Esta última semana del Libro de Mormón estudiamos los capítulos 43 al 56 de Alma. He aprendido mucho de mi maestro, el hermano Griffin. Estos son los capítulos de guerra en Alma. En el capítulo 53 Helamán toma el control de los dos mil jóvenes guerreros. El versículo 20 en el capítulo 53, para mí se destacó más. Habla de cómo fueron valientes en cuanto a valor, fuerza y ​​actividad y que fueron veraces en todo momento en cualquier cosa que les fuera confiada. Estos jóvenes eran confiables. Me di cuenta de que ahí decía con cualquier cosa que les fuera confiada. Siempre fueron muy confiables. Estos dos mil jóvenes hicieron lo que dijeron que harían y lo que se les había pedido. En estos capítulos se habla de cómo ninguno de ellos fue asesinado. Ni un solo muerto. ¡Esto es extraordinario! Creo que es porque hicieron exactamente lo que Helamán les pidió y que fueron criados como sus madres les habían enseñado. Que escuchaban lo que les enseñaban. Escuchar, actuar y llegar a hacer que se vuelva una parte de ti, es muy importante en el evangelio.

De los mandamientos escritos hasta las palabras que los profetas hablan en la conferencia, es importante escuchar y actuar. Estos jóvenes, me imagino, también fueron muy humildes. Eran capaces de escuchar lo que su capitán les decía y lo hacían. Además, me hizo pensar mucho sobre el futuro de cuando yo sea padre y críe a mis hijos en el futuro en el evangelio. No me puedo imaginar lo difícil que fue para ti criar a seis niños y de los seis todavía tienen tres en casa. Con dos que se han ido sirviendo en misiones y con uno que se prepara para salir, estoy seguro de que eso te hace feliz. Sé que ha habido cosas que hemos hecho que te han decepcionado. Es una locura pensar en esto como la comparación con los jóvenes guerreros. Además de pensar en nuestro Padre Celestial y de cómo Él se siente cuando no hacemos lo que Él pide. Es muy reconfortante saber por qué Jesucristo vino a la tierra para ayudarnos a superar nuestras deficiencias. Ninguno de nosotros es perfecto. Pero con su ayuda podemos todavía volver a vivir con nuestras familias con el Padre Celestial. Mamá, Te amo y estoy muy agradecido por lo que me has ayudado a aprender y ayudarme a través de mis problemas. Sé que ésta es la Iglesia de Cristo en la tierra hoy en día y que el Libro de Mormón es la palabra de Dios. Es evidencia de que José Smith fue un profeta. En el nombre de Jesucristo, Amén.

Con amor, Mike

Recursos Adicionales:

Mormones y Cristo

Yo Creo: Expresiones de Fe

Conozca a los misioneros mormones

 

Este artículo fue escrito por:

Byustudent – que ha escrito 26 artículos sobre Jesucristo