La BYU (Universidad Brigham Young) es administrada por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a menudo erróneamente llamada la “Iglesia Mormona”. Los estudiantes de la BYU toman casi un semestre de clases de religión espiritualmente edificantes y estimulantes.

En esta serie (ver más abajo), los estudiantes matriculados en las clases de estudio de las Escrituras han compartido sus pensamientos, ideas y reflexiones sobre el Libro de Mormón en formas de cartas a personas que conocen. Les invitamos a echar un vistazo a sus epifanías y descubrimientos a medida que profundizan en las Escrituras.

Bible-book-MormonCon la publicación de estas cartas, cumplimos su deseo de hablar con todos nosotros sobre la importancia, el poder y la belleza del Libro de Mormón, un segundo testimonio de Jesucristo y complemento de la Biblia. El Libro de Mormón contiene la historia religiosa de un grupo de israelitas que se establecieron en la antigua América. (Los nombres que utilizan son los de los profetas que enseñaron a los pueblos del Libro de Mormón a esperar la venida de Cristo, Nefi, Lehi, Alma, Helamán, y otros nombres desconocidos. Esperamos que esos nombres se hagan más familiares para ustedes a medida que lean sus palabras inspiradoras y sientan la importancia y la divinidad de sus mensajes a través de estas reflexiones.)

Hágannos saber si les gustaría recibir su propia copia digital del Libro de Mormón, y/o si estos mensajes los alientan y ayudan espiritualmente también.

 

Salvador y Redentor: Cómo sobrellevar la depresión y las pruebas

Correo electrónico a mi madre

Querida mamá:

Esta semana en nuestra clase del Libro de Mormón estuvimos hablando de los capítulos de guerra de Alma. Hablamos acerca de los milagros de los jóvenes guerreros (a menudo sin padre), que sobrevivieron batalla tras batalla, a pesar de tener poco o ningún entrenamiento de lucha con espada en sus vidas. Aunque sus hermanos fueron asesinados alrededor de ellos, ni uno solo de estos jóvenes guerreros de fe tan grande pereció. Debido al “milagroso poder de Dios” y su “extraordinaria fe en lo que se les había enseñado”, (Alma 57:26) ni uno solo de estos guerreros sin entrenamiento cayó en la batalla. En verdad hubo ángeles presentes, luchando junto a ellos y protegiéndolos de los fuertes golpes de sus adversarios.

Sé sin lugar a dudas que existen los ángeles, tanto terrenales como celestiales continuamente vigilándonos. Sé que durante toda mi juventud he sido protegido por estos ángeles, eliminando las tentaciones de mi camino sin que yo nunca lo sepa. Ten fe en Dios. Confía en él. Dios nunca permitirá que un hombre justo o mujer justa perezcan antes de su tiempo. Él es consciente de nuestros anhelos más profundos, incluso aquellos que hemos escondido del resto del mundo y nunca se lo dimos a conocer en oración. A causa de sus tiernas misericordias algún día tendremos todo lo que realmente queríamos. Ten esperanza y amor.

Te animo a hablar con el obispo para recibir una bendición patriarcal*. Dios tiene cosas maravillosas para compartir contigo, la sabiduría y el consuelo que Él está esperando ofrecerte, y hasta que vayas a Él, no podrás tenerlo. Llama a tu obispo en estos momentos. Conviértelo en la prioridad que debe ser. Busca la guía y la ayuda de Dios para que puedas estar presente cuando tu primer hijo sea sellado para toda la eternidad en el templo** de nuestro Dios. Te quiero allí, de verdad. Quiero tener presente a mi familia que me ama y que comparte las mismas creencias maravillosas cuando de este maravilloso paso tan importante en mi vida. Prométeme convertirlo en tu objetivo número uno. Yo sé que a medida que pongas a Dios en primer lugar con estas metas, todo saldrá bien y todas tus otras tensiones y preocupaciones parecerán ser nada, a medida que son  absorbidos en el gozo de Cristo. Dios te ama. Yo te amo. Te deseo lo mejor, y lamento el dolor y sufrimiento que pueda haber causado en tu vida.

Con amor,

Tu hijo, Adam

*La bendición patriarcal es una bendición que cada miembro de la Iglesia SUD es invitado a recibir una vez en sus vidas. Ofrece orientación personal, las promesas y las bendiciones de Dios a través del poder del sacerdocio.

**Los templos mormones son lugares sagrados donde las familias pueden ser selladas para la eternidad. Sólo aquellos que viven una vida digna pueden entrar en los templos mormones. Esta es la razón por la que Adam está animando a su madre para ser digna del templo, para que pueda estar presente en su boda.

Recursos Adicionales:

Mormones y Cristo

Yo Creo: Expresiones de Fe

Conozca a los misioneros mormones

Este artículo fue escrito por:

Estudiante BYU – que ha escrito 26 artículos sobre Jesucristo