Jesus-Temple-mormonLos Evangelios registran muy poco acerca de la vida de Jesús entre su nacimiento y bautismo. Mateo afirma que para el tiempo en que los Reyes Magos aparecen en Belén, después de su nacimiento, Jesús ya no es un bebé sino un niño, lo que indica que José, María y Jesús vivieron en la ciudad de su nacimiento por algún tiempo, tal vez hasta por dos años: ” Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron” (Mateo 2:11, énfasis añadido). Mateo continúa su relato sobre como José tomó a María y al “niño” a Egipto (Mateo 2:13-14). Tanto Mateo como Lucas concuerdan en que en algún momento José, María y Jesús se trasladaron finalmente a Nazaret a una edad temprana (Mateo 2:19-23; Lucas 2:39-40).

La única pista acerca de los años intermedios hasta que comenzó su ministerio, es una breve historia acerca del viaje de Jesús a Jerusalén cuando tenía doce años de edad. Lucas registra: ” Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua; y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta. Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre. Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos; pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia. Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? Mas ellos no entendieron las palabras que les habló. Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres (Lucas 2:41-52). Lucas continúa su relato informándonos acerca de la aparición de Jesús en el río Jordán, cuando “era como de treinta años” (Lucas 3:23). Sólo podemos suponer que durante el período comprendido entre su nacimiento en Belén y su juventud en Nazaret, Jesús vivió una vida bastante tranquila como muchos otros jóvenes varones judíos lo hacían en circunstancias similares.

“A partir de esta singular historia podemos sacar algunas limitadas conclusiones. La infancia de Jesús es probable que haya sido, en muchos aspectos, como la de otros niños de padres judíos devotos-un período de formación, crecimiento, desarrollo, y aprendizaje, especialmente acerca de la fe. El elemento verdaderamente notable en la historia no es una revelación de que Jesús obras milagros, sino de que Jesús tiene un extraordinario conocimiento y de relación con Dios, algo que sorprende a sus padres y a sus maestros. Este es un punto importante, porque esta especial e íntima relación con el Padre, la que sale a relucir en momentos de crisis de Jesús, la vida adulta (bautismo, transfiguración, el jardín de Getsemaní, en la cruz). Esto caracteriza la vida de Jesús a lo largo de todos sus muy breves lapsos”.

Ben Witherington III es Profesor del Nuevo Testamento en el Seminario Teológico de Asbury en Wilmore, Kentucky.

Ben Witherington III, New Testament History: A Narrative Account (Historia del Nuevo Testamento) (Grand Rapids: Baker Academic, 2001), 92.

Derechos de autor © 2016 Jesucristo. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.