¿Son los judíos responsables de la muerte de Jesús?

Crucifixion-Christ-Cross-MormonNo, Jesús fue crucificado. La crucifixión era un castigo romano, no un castigo judío. Además, no se debe olvidar que Jesús era judío. Su madre y sus discípulos fueron todos judíos. Ellos, por supuesto, no fueron responsables de la muerte de Jesús. Muchísimos judíos que vivían fuera de Galilea y Judea nunca conocieron o escucharon de Jesús. Obviamente, ellos no fueron responsables de la ejecución de Jesús, de la cual no supieron ni escucharon nada durante su vida. La mayoría de los judíos del primer siglo desconocían totalmente su vida y ministerio y, por tanto, no tuvieron nada que ver con su muerte; por consiguiente, no fueron responsables de las acciones de unas cuantas personas (Judas, quien lo entregó a los oficiales que lo arrestaron; los oficiales que lo entregaron al sumo sacerdote judío; Caifás, quien lo entregó al gobernador romano, y Pilato, quien lo entregó a la escuadra de ejecución romana). Por supuesto, lo judíos que vivieron antes del primer siglo y los que vivieron después del primer siglo no tuvieron nada que ver con los trágicos acontecimientos de ese fatídico viernes hace tanto tiempo atrás en Jerusalén.

En Galilea y Judea, muchos judíos simpatizaron con su mensaje al “menor, el último y el perdido”. Sus enemigos tenían miedo de la multitud judía que lo escuchó y lo siguió (Marcos 14:1-2). Muchos judíos que lo conocieron pensaron que era un maestro virtuoso, un curandero, incluso un profeta (Mateo 16:13-14). Otros creían que era el tan esperado siervo ungido, el Mesías. Incluso entre los líderes judíos en Jerusalén, hubo aquellos que creyeron que Jesús era enviado de Dios (Véase Juan 19:39; cf. Juan 3:1).

Tras su muerte, muchos judíos siguieron aceptando el mensaje de Jesús y se convirtieron en fervientes discípulos (Véase Hechos 2:41; 4:4). Eventualmente, la Iglesia judío-cristiana abrió sus puertas a los gentiles (Véase Hechos 10) quienes se unieron en tan grandes cantidades que se convirtieron en la mayoría al final del primer siglo.

Sólo mucho después, los gentiles cristianos comenzaron a culpar a los judíos como nación, olvidando que todos los héroes y heroínas de los Evangelios que tanto admiraban (Simeón, Ana, María Magdalena, Juan Bautista, Martha y Lázaro) eran judíos fieles que creían que Jesús era el Mesías judío. Además, estas personas también se olvidaron que Jesús mismo oró, “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34).

El Nuevo Testamento no responsabiliza a los romanos, gentiles o judíos. Brinda la historia de un cruel gobernador romano y la bastante pequeña colaboración de un líder judío quienes conspiraron para deshacerse de Jesús porque era muy popular entre los judíos que vivían en Galilea y Judea en el primer siglo.

3 Comments

  1. LEYENDO TODO SOBRE LA MUERTE DE JESUS SE VE QUE LOS JUDIOS TENIAN MIEDO QUE EL LES QUITARA SU CURUL ALLI SE VE COMO UNA LENGUA VIPERINA HACE MUCHO DAÑO Y ESO FUE LO QUE HICIERON ESOS RABINOS CHISMES ES LA PEOR INJISTICIA QUE HA COMETIDO LA HUMANIDAD QUE NO SE OLVIDA Y ESTO HACE YA MUCHOS SIGLOS

    Reply
  2. Esclarecedor artículo. Breve, conciso y lleno de sentido común. Este sentido común hubiera sido necesario en el pasado. Nos habría ahorrado siglos de crímenes antisemitas.

    Reply
  3. Es bueno aprender mas sobre este asunto.Sin embargo, debo decir que las palabras dichas por Caifas a Pilatos:”que caiga sobre ellos la sangre de Cristo” eran muy fuertes, fuese el pretexto para que lo ejecutaran. Y me atreveria a decir que si culpasen a los judios por esto mas aun a los romanos.Hoy Jerusalen es visitado por todo el mundo como la cuna de todo absolutamente todo lo que tenga que ver con Jesus y en Italia (Vaticano aunque sea considerado como un país aparte) es sede de la Iglesia Catolica Universal donde reside el Papa según sucesor de Pedro..a si a ver vamos simplemente no todos creyeron en Jesus, y los que creyeron en El simplemente fueron testigo de su Ejecucion.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Derechos de autor © 2015 Jesucristo. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.

Pin It on Pinterest

Comparte